Prutus



Éste es un caso imposible, está todo el día de bronca y peleas, lo mejor es no acercarse a él, aunque todas las heridas que tiene es por defender a sus amigos.

El otro día iba con un Ripi por una cueva donde había un rascacio, y claro, sin querer, el Ripi se pinchó con él, pero sin querer, ¿eh?, y no veas como se puso Prutus, una fiera. Menos mal que al final entre Peace y Pite lo convencieron para que no siguiera, porque el Ripi no vió al rascacio que estaba camuflado en la entrada de la cueva y que fue sin querer. No se quedó muy convencido y se fué mirando patrás diciéndole al rascacio: "Ya te pillaré cuando esté solo". Un caso.

Otro día se peleó con un pez trompeta porque se creía que le estaba mandando besitos a Pitita, que iba con él. No se lo ha dicho a nadie, pero le gusta mucho Pitita, en cierto modo la quiere proteger y va pendiente de todo el que pasa por al lado. Un día le va a traer un disgusto.