Pitita


Es muy pija, siempre va arreglada, le gusta pintarse, arreglarse, no quiere saber nada de Pite que es todo lo contrario a ella. Cada día es más coqueta, tanto que le gustaría ser sirena para poder tener pelo largo y arreglárselo, orejas para llevar pendientes, cuello para un colgante, pero como no lo es se conforma y a cambio va siempre arreglaíta y bien pintá.

Le gustan las novelas de amor y las películas románticas, pero sobre todo, no puede evitar que se le corra el rimel cuando ve "La Sirenita" de Disney.

El pobre Pite ya está harto de ella porque no deja de preguntarle si está guapa o no, si le sientan bien los modelitos que se pone o si hacen juego con el tono de su barra de labios.